CÓMO FUNCIONA

LA CONSULTA DE COMUNICACIÓN CON ANIMALES

La comunicación telepática 

se define como un

método de conexión

con otros seres sin

la necesidad de la palabra  

ni de la presencia física de sus interlocutores.

Estamos hablando del lenguaje que utiliza la Madre Tierra para mantener a todos sus hijos conectados.

 

Es el mismo lenguaje con el que podemos saber cómo se siente el otro, dónde está, qué necesita sin importar el país en el que se encuentre ni el idioma que se hable allí.

 

Los animales son hijos de esta misma Madre, y por tanto, son nuestros hermanos.

Igualmente se hallan conectados a nosotros y podemos  comunicarnos con ellos.

Es un tipo de

comunicación intuitiva que funciona a través

del núcleo

mente-corazón.

Tienen la misma capacidad

de pensar, sentir y relacionarse con otros.

Son de otra especie, aunque

pertenecemos al mismo reino,

pero podemos sentir igualmente

su dolor o su alegría, podemos

contar con su opinión y su capacidad

de decisión, podemos tratarles como

iguales porque en la Naturaleza

no hay errores ni seres inferiores,

sólo hay cosas que el Ser humano

no comprende.

Y el Ser humano no puede existir si subestima o elimina todas esas cosas en lugar de comprenderlas.

 

Los animales se brindan a echarnos una mano para recuperar este método de conexión con el Planeta, donde no sólo seremos capaces de hablar con ellos, sino también con cualquier criatura o alma de esta Nuestra Tierra.

Ellos serán nuestros guías y maestros en nuestro camino de vuelta a casa.

 

El Animal Communicator o Comunicador Animal,

está aquí para servirnos de intérpretes

con nuestros amigos y para enseñarnos,

si así lo deseamos, a comunicarnos

con ellos nosotros también.

 

La conexión se basa en mantener la mente

abierta y limpia, sin expectativas.

Desde una posición de respeto e igualdad

ante el animal. Con el propósito de brindarle

la oportunidad de ser entendido y escuchado,

sanando así la relación humano-animal que forma parte del mismo núcleo familiar.

 

El Comunicador Animal siempre trabaja en pro del animal y nunca en beneficio exclusivamente humano.

Se trata de encontrar el equilibrio en la relación entre ambos para así conseguir mejor convivencia y mayor calidad de vida.